Fuimos de los primeros donantes en establecer contactos en Camboya a principios de la década de 1990, a medida que el país avanzaba hacia la paz. Desde entonces, hemos apoyado sus esfuerzos de reconstrucción tras el brutal régimen de los Jemeres Rojos y las décadas de conflicto regional.

Conectar la nación

La Camboya de la posguerra se enfrentó a muchos desafíos, entre ellos el aislamiento. En 1998, una donación del IDRC ayudó a establecer el primer proveedor de servicios de Internet de Camboya. Desde entonces hemos financiado la investigación camboyana para desarrollar programas y contenido web en jemer, el idioma nacional. Esto permite a los camboyanos utilizar computadoras, acceder a Internet y generar contenidos.

Los equipos locales de investigación para los proyectos incluyeron el Instituto de Tecnología, el Ministerio de Educación, Juventud y Deportes y la Autoridad Nacional de Desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Recursos gestionados por la comunidad

La explotación insostenible de los recursos primarios, en particular los bosques y las zonas costeras, también constituye una grave amenaza. Desde hace mucho tiempo hemos apoyado un enfoque basado en la comunidad que involucra activamente a la población local en la investigación, para ayudar a mejorar el uso sostenible de los recursos.

Por ejemplo, los investigadores y las comunidades de la provincia de Ratanakiri trazaron un mapa de los territorios tradicionales y de la demanda de recursos, probaron técnicas agrícolas más eficientes y adquirieron conocimientos para gestionar la zona de ecoturismo del lago Yak Loam. La investigación ayudó a la gente a mejorar sus medios de vida, establecer límites en el uso de los recursos y asegurar la propiedad de la tierra.

En la provincia de Koh Kong, funcionarios gubernamentales e investigadores colaboraron para ayudar a los miembros de la comunidad a establecer reglas para el uso de los recursos costeros y crear una federación de comunas para reducir los conflictos entre comunidades. Plantaron manglares, trabajaron para detener la pesca ilegal y adoptaron la acuicultura a pequeña escala para mejorar sus ingresos.

Como resultado de estos y otros éxitos, el gobierno de Camboya incorporó la participación de la comunidad en su legislación. Una organización no gubernamental nacional llamada The Learning Institute, creada con financiamiento del IDRC, promueve aún más la participación comunitaria en el manejo sostenible de los recursos naturales a través de la investigación y la capacitación.

Apoyo de IDRC

101 actividades por un valor de 28.6 millones de dólares canadienses desde 1994

CIAT / N.PALMER

Con el apoyo del IDRC se está ayudando a:

  • Crear capacidad de investigación y una cultura de la investigación en Camboya.
  • Mejorar las cualificaciones y las condiciones de trabajo de los trabajadores jóvenes y poco cualificados, principalmente mujeres y minorías étnicas.
  • Mejorar los alimentos ricos en nutrientes, donde más de un tercio de las muertes de menores de 5 años están relacionadas con la desnutrición.
  • Producir más pescado - un alimento tradicional rico en hierro, vitamina A, proteínas y ácidos grasos esenciales.

Proyectos

Explore los proyectos de investigación que apoyamos en esta región.

Ver todos los proyectos